Stop al trastorno de hipomineralización de los dientes (MIH)
noviembre 5, 2016
Férulas de descarga, el mejor remedio para evitar el bruxismo
febrero 14, 2017

Cómo evitar el deterioro de tu salud dental: cuida lo que comes

Antes de visitar al dentista, lo mejor es prevenir. La mejor forma de cuidar la salud de tu boca es, en primer lugar, cuidar la alimentación y mantener una adecuada salud bucodental.

Y es que la salud oral está estrechamente relacionada con una buena alimentación, con una higiene correcta y con nuestro estilo, por eso es necesario conocer qué hábitos y alimentos pueden incidir de forma nociva en nuestros dientes para así evitarlos.

Como en todo, aquí también impera el sentido común: lavarse los dientes tras cada comida, no usar remedios caseros para blanquear los dientes,  o evitar aquellos alimentos que pueden teñir nuestras piezas dentales y darles un aspecto poco agradable. Son recomendaciones que hemos escuchado desde siempre, pero ¿qué hay de cierto en todo eso?

Es verdad que el consumo de alimentos ricos en azúcar y en hidratos de carbono produce caries, porque generan ácidos que atentan contra el esmalte dental produciendo las características lesiones oscuras. En ese caso, el cepillado de dientes y lengua ayuda a combatir los ácidos que permanecen en la boca y que son los ocasionantes de las caries, según indica el European Food Information Council  (EFIC)

Pero igualmente, un exceso de cepillado, puede ser contraproducente, porque puede alterar el ph de la saliva y ser perjudicial igualmente para el esmalte y la salud de nuestros dientes.

No obstante, y teniendo en cuenta que en esta época del año solemos relajarnos en las rutinas de cuidado de nuestra higiene bucal, la Organización Colegial de Dentistas de España, advierte sobre la importancia de seguir cuidando nuestra boca en verano, por el cambio en los hábitos de limpieza y por la alteración de la alimentación, que suele estar marcada por un mayor consumo de azúcar, alcohol y otros alimentos que pueden llegar a ser perjudiciales.

Bebidas como el café, el vino tinto, u otros alimentos como el regaliz, pueden alterar el color normal de los dientes, y otorgarles una apariencia “sucia” que se puede evitar fácilmente con un consumo moderado de estos productos, y con una correcta higiene dental.

Limpieza bucal

Para contrarrestar este efecto por medio de la comida, el EFIC recomienda el consumo de alimentos que limpian de forma natural nuestros dientes, como la zanahoria, la manzana o el apio. Además, y en cantidades reducidas, se recomienda masticar chicles sin azúcar porque estimulan la segregación de saliva que combate los ácidos de los alimentos que generan caries. Aunque hay que tener en cuenta que el consumo de dos o más chicles sin azúcar pueden tener efectos laxantes, debido a la presencia de xilitol en su compuesto, una sustancia que se usa para endulzar.

Por supuesto, el tabaco y el exceso de alcohol, son dos de las principales causas de deterioro de la salud bucodental. Está demostrado que un consumo excesivo y prologando en el tiempo del tabaco puede hacer que los dientes amarilleen en el mejor de los casos, hasta hacer perder piezas dentales y provocar tumores en el aparato respiratorio y en la boca.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone