Coronas de zirconio y cerámicas



A diferencia de las coronas tradicionales que se fabrican en cromo y niquel, el circonio es un metal blanco y traslúcido. Por tanto, proporciona una mayor estética y luminosidad a la sonrisa del paciente. Además, al carecer de estructura metálica bajo la cerámica, no se aprecian bordes grises en caso de que la encía se retraiga un poco.

Las coronas de circonio y cerámicas se ajustan a la encía y el diente y no provoca alergias ni incompatibilidades