¿Qué hacer ante una fractura dental?
febrero 1, 2015
Acudir al dentista, una garantía para frenar infecciones
marzo 15, 2015

¿Cuándo retirar el chupete para no provocar malformaciones dentales?

La edad ideal para retirar el chupete es los 3-4 años. Previamente habrá que ir acostumbrando al niño a usarlo sólo cuando se vaya a la cama o en caso de mucha tensión emocional. El uso hasta edad tardía del chupete puede provocar malformaciones dentales en el niño.

No está claro cuál es la mejor técnica, si la retirada brusca o la paulatina; en cualquier caso sí que será aconsejable que los padres permanezcan más atentos en esos días para tranquilizar al niño.

Muchos niños utilizan el chupe para serenarse, sobretodo en la época del destete o en ausencia de los padres. En niños mayores no debe reprenderles por su uso, ya que ello dificultará su retirada definitiva.

No hay un método seguro ni definitivo para que los niños abandonen el uso del chupe, pero sí algunos trucos y recomendaciones que no suelen fallar:

  • Sea la interrupción brusca o paulatina, no se debe recurrir a castigos.
  • La estrategia de untar la tetina con sustancias de sabor desagradable (vinagre, pimienta, limón…) suele dar buen resultado.
  • Puede inventar una historia en la que algún personaje de ficción se lleve el chupe a cambio de un regalo.
  • El chupe puede “olvidarse” en el lugar de vacaciones o “perderse” en la calle.
  • Cortar la tetina o pincharla para que la sensación de chuparla no sea placentera disuade a muchos pequeños.
  • A los más mayores les puede convencer su pediatra, explicándoles por qué deben dejarlo.
  • La decisión ha de ser firme. Una vez que abandona el chupete se acordará de él y volverá a pedirlo, pero hay que dejar que pase el “síndrome de abstinencia”.

Para que el chupete sea seguro debe cumplir con las normas fijadas por AENOR (Asociación Española de Normalización y Certificación): debe estar hecho de material plástico, tener bordes redondeados, poseer una anilla o tirador que permita extraerlo de la boca y la tetina no puede ser superior a 3,3 cm. Por último, la base del chupete debe ser lo suficientemente grande para evitar que el niño pueda introducirse todo el chupete en la boca, con el consiguiente riesgo de asfixia.

En cuanto a los cuidados, es aconsejable cambiarlo con cierta frecuencia, sobre todo cuando el niño ya tiene dientes, para evitar que el niño se atragante con los pequeños fragmentos que pueda arrancar al mordisquearlo.

No pongas el chupete al niño sujeto con un collar alrededor del cuello por el riesgo de asfixia que existe.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone