Los llamados empastes de plata pasarán a mejor vida

¿Cómo afecta la diabetes a la salud dental de las personas mayores?
abril 2, 2018
Nuestra salud bucal y periodontal, a examen en verano
julio 13, 2018

Los llamados empastes de plata pasarán a mejor vida

Según normativa europea, el uso de amalgamas dentales de mercurio, también conocidas como empastes de plata, irá limitándose en clínicas dentales por el riesgo que suponen las emisiones derivadas del mercurio en la salud de las personas y su impacto en el medio ambiente.

Han sido usados durante más de 100 años en el tratamiento y reconstrucción de piezas dentales debido a su durabilidad y a su fácil acceso y reducido coste. Pero los llamados empaste de plata o amalgama de mercurio van a ir desapareciendo progresivamente de las clínicas dentales.

A principios de 2018 entró en vigor una normativa, que va se había ratificado en 2017 en el Parlamento Europeo, por la que se limita el uso del mercurio, se controla los residuos que genera y se dictamina que todas las clínicas dentales deberán utilizar separadores de amalgama.

La amalgama se ha usado de forma regular para reconstruir dientes dañados por las caries. Es un material que se endurece rápidamente, por lo que es bastante útil para aplicarlo en zonas con humedad constante, como el área de debajo de las encías.

Esta aleación también se ha empleado en niños y en personas con dificultades para permanecer inmóviles durante el tratamiento, debido a que, con el uso de este material, se necesita menos tiempo para realizar las restauraciones.

Pero ahora se busca limitar su uso y la exposición del paciente a esta sustancia: el inconveniente más importante que presenta el mercurio es la emisión de contaminantes. Este hecho representa una amenaza global para el medio ambiente y la salud humana.

Por eso, a partir de julio de 2018 no podrá utilizarse amalgama para el tratamiento dental en niños con dientes de leche, en menores de 15 años y en mujeres embarazadas o en período de lactancia, a no ser que existan necesidades médicas concretas y el profesional lo considere conveniente.

El siguiente paso que prevé la normativa para la eliminación gradual del uso médico de estas amalgamas es la prohibición, a partir de 2019, en toda la Unión Europa de toda amalgama que no se dispense encapsulada, por lo que los dentistas tendrán suprimido el uso de mercurio a granel.

Además de la exposición del paciente a estos compuestos químicos, la normativa europea busca controlar también la presencia de metales pesados en aguas residuales, por eso, a partir de 2019, se exigirá también el uso de equipos especializados en clínicas dentales para retirar y controlar el mercurio y serán empresas externas especializadas las que se hagan cargo de su gestión y eliminación.

La clínica Gema Jiménez está en formación continua para atender a sus pacientes con los protocolos médicos más adecuados para la manipulación y extracción de empastes de plata, además de contar con la tecnología necesaria que estipula la normativa europea.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone