Odontopediatría



La Odontopediatría se ocupa de la salud oral de niños y adolescentes. El objetivo es prevenir y tratar todos los problemas dentales, tanto de los dientes temporales como de los dientes permanentes jóvenes. Es necesario acudir al dentista a una edad temprana (3-4 años). Esto ayuda a los niños a que se habitúen a un medio desconocido, perdiendo el miedo al dentista y aprendan que es importante cuidarse la boca y los dientes, mejorando así sus hábitos higiénicos y alimentarios.

Por otro lado, también es fundamental para detectar malos hábitos, como el de mantener el chupete mas allá del tiempo recomendado o succionarse el dedo después de los 2 años, ya que provoca una deformación del maxilar.

Nuestra clínica se ocupa de la salud bucodental de los niños del “Plan de Salud Bucodental de la Junta de Andalucía” desde los 6 a los 15 años de edad. Entre los problemas más habituales que solemos encontrarnos a estas edades, destacan los traumatismos, las caries, la malformación de los dientes, los problemas de erupción o de posición, los hábitos de dieta y de higiene, así como, dificultades en los tejidos blandos y en la articulación temporomandibular.






Odontopediatría



La Odontopediatría se ocupa de la salud oral de niños y adolescentes. El objetivo es prevenir y tratar todos los problemas dentales, tanto de los dientes temporales como de los dientes permanentes jóvenes. Es necesario acudir al dentista a una edad temprana (3-4 años). Esto ayuda a los niños a que se habitúen a un medio desconocido, perdiendo el miedo al dentista y aprendan que es importante cuidarse la boca y los dientes, mejorando así sus hábitos higiénicos y alimentarios.

Por otro lado, también es fundamental para detectar malos hábitos, como el de mantener el chupete mas allá del tiempo recomendado o succionarse el dedo después de los 2 años, ya que provoca una deformación del maxilar.

Nuestra clínica se ocupa de la salud bucodental de los niños del “Plan de Salud Bucodental de la Junta de Andalucía” desde los 6 a los 15 años de edad. Entre los problemas más habituales que solemos encontrarnos a estas edades, destacan los traumatismos, las caries, la malformación de los dientes, los problemas de erupción o de posición, los hábitos de dieta y de higiene, así como, dificultades en los tejidos blandos y en la articulación temporomandibular.

bannerjunta_mobile